Un paseo a la luz de la Luna

paseo-a-la-luz-de-la-luna-0

19 y 20 de agosto de 2.016

Participantes: Álvaro Calvo, Roberto Otero y Alejandro Muñoz.

Salimos de Arenas sobre las 8:12 horas del viernes en una tarde ya calurosa. Se anticipó la salida en una hora con respecto al año pasado ya que ésta se hizo en julio y ahora anochece antes.

En dos horas estábamos en El Nogal del Barranco. De ahí partimos con poca luz, por lo que tuvimos que llevar algún frontal hasta que por las zetas salió por los Galayos el poderoso foco de una luna casi llena.

Después de pasar por el refugio donde nos tomamos algo ligero, seguimos hasta Los Pelaos para coger agua, cambiarnos y tomar algunos dátiles y frutos secos. La temperatura era muy buena, nada de viento ni de frío.  

paseo-a-la-luz-de-la-luna-1

El cielo se cubrió algunos ratos durante la cuerda hasta el Prado de Las Pozas, aunque la mayoría del camino fuimos con luz de luna.

En la fuente de los Cavadores paramos nuevamente a repostar y cambiarnos de ropa, porque ahí ya notamos la bajada de temperatura ya que era las cuatro de la madrugada.

paseo-a-la-luz-de-la-luna-2

paseo-a-la-luz-de-la-luna-3

Iniciamos la andadura y en no mucho tiempo pasamos sin parar por el refugio Elola y hacerlos justo antes de la subida a la Hoya Antón. Ahí comimos tranquilamente y nos hidratamos un poco más.

Iniciamos tranquilamente la subida aún de noche sin mucha prisa, ya que queríamos esperar el amanecer desde casi el Almanzor.

paseo-a-la-luz-de-la-luna-4

Cuando llegamos a la cima del Almanzor el espectáculo fue una maravilla. En la zona sur, completamente despejado y en la zona norte, un mar de nubes como en pleno invierno.

Después de recrearnos con este espectáculo y que solamente por ver este amanecer, merece la pena haber hecho 12 horas seguidas de marcha.

 

paseo-a-la-luz-de-la-luna-7

paseo-a-la-luz-de-la-luna-9

paseo-a-la-luz-de-la-luna-8

paseo-a-la-luz-de-la-luna-5

paseo-a-la-luz-de-la-luna-6

Iniciamos el descenso tranquilamente hasta encontrar el primer charco en el que rápidamente nos metimos para quitarnos el sudor y relajar las piernas, que falta nos hacía, a pesar que era las 9:30 h. el agua estaba muy buena.

paseo-a-la-luz-de-la-luna-10

De ahí hasta el refugio Elola donde nos tomamos un bocadillo y una coca cola, que creo que ha sido uno de los mejores desayunos.

Tras ese breve descanso, iniciamos el regreso encontrándonos a multitud de gente que venía a pasar un bonito día por los alrededores de La Laguna.

Después de coger agua en la fuente de Los Cavadores iniciamos el largo camino  con dos o tres paradas técnicas hasta Los Pelaos. Allí estaba nuestro amigo Andrés con Julia Haag y otra buena compañía. Nos tomamos un breve descanso y nos hidratamos bien, pues la bajada hasta Arenas, sería larga.

Tras pasar efímeramente por el refugio Víctory, que por cierto no tenía coca colas, seguimos el descenso con un poco más de calor hasta el Nogal, donde nuestro amigo Abel nos obsequió con una cerveza fresca, fresca, que nos puso las pilas para poder llegar hasta Arenas donde repetimos la jugada de levantamiento de vidrio.

Bueno, ha sido un agradable paseo de 60 km. a la luz de la luna, con un amanecer de película y sol velado en algunas ocasiones por unas nubes que nos ayudaron a hacer un regreso mucho más cómodo.

La compañía ha sido fabulosa, con una coordinación perfecta, sin una queja y con muchísima ilusión. Así cualquiera.

En espera de que al año que viene se incremente el número de participantes, nos iremos preparando.

Alejandro Muñoz Cajal

You must be logged in to post a comment.